Es el mejor momento para hacer Marketing Digital, ¡no te quedes atrás!

Hemos atravesado una situación crítica en materia social los últimos años, el aislamiento causado por la pandemia del Covid-19 al que nos vimos obligados a permanecer, puso en jaque nuestra necesidad de comunicación constante con otros y así las interacciones sociales en general; el mundo que conocíamos ya no existe; sin embargo la tecnología se encargó rápidamente, innovando en cada necesidad humana dejando como resultado una interconexión digital sin precedentes, modificando por completo y para siempre nuestras relaciones interpersonales, el consumo de información, la forma en cómo nos divertimos, compramos y vendemos.




Veamos esta interconexión digital en números.

Más de la mitad de la humanidad está interconectada y el incremento más significativo de esta cifra fue consecuencia del aislamiento.



Bienvenidos hoy al futuro



La tecnología avanza a una velocidad increíble, esto no es un secreto, estamos siendo testigos de la automatización de muchos procesos en dónde creíamos imprescindible la labor humana, de una velocidad de internet tan alta que permite controlar sistemas de alta seguridad al otro lado del mundo y hasta de vehículos que se conducen solos, todo parece una escena de los Supersónicos*momento de nostalgia*.



Esta Transformación Tecnológica debe estar centrada en las personas,


buscando facilitarnos la vida, potenciando nuestras capacidades y ofreciéndonos una experiencia completamente personalizada y de valor.


Se trata de entender que la comunidad digital es vasta y diversa, aglomerando en un espacio casi que a todas la generaciones actuales, algo nunca antes visto en medios tradicionales; hoy es posible comprar un pizza con solo 4 clics sin salir de casa y llega en 20 minutos o menos, sin duda la clave está en facilitar las vidas.



El mercado más diverso de la historia

Esta mezcla generacional de la que hablamos ha significado la expansión acelerada del mercado digital como también su diversificación; convirtiéndose sin duda en la Meca de los clientes potenciales.


La diversidad del mercado la podemos evidenciar en las dos principales audiencias, los Nativos Digitales y los Adoptantes Tardíos.


Los Nativos digitales (generaciones de 1980 en adelante) representan la mayoría en este entorno, son quienes están más adaptados y familiarizados con las dinámicas digitales, pues desde que nacieron han estado rodeados de dispositivos electrónicos y se han acostumbrado a mirar una pantalla la mayor parte del día, pues todo lo que se supone que hagan ha mutado a la virtualidad; como asistir a clases. Este grupo ya no desea verse envuelto en procesos tradicionales de ningún tipo, esperan innovaciones constantemente y están abiertos a lo que el mercado tenga por ofrecerles siempre y cuando signifique una experiencia memorable, intentar venderles solo por la transacción es un error que no perdonan y complicar su experiencia resulta fatal.


Por otro lado tenemos a Los Adoptantes Tardíos, para ellos la digitalización representó un verdadero desafío, el mundo avanzó lo suficientemente rápido como para obligarlos a migrar al ámbito digital de forma abrupta, lo que naturalmente en un principio significó resistencia (el famoso miedo al cambio) e incertidumbre. Sin embargo muy rápidamente fueron entendiendo las dinámicas y definiendo así su perfil de comportamiento enfocado en la funcionalidad, característica principal de esta audiencia, pues no buscan tanto el entretenimiento y el ocio si no más bien herramientas que apoyen sus quehaceres del día a día; valorando poder hacer sus compras, solicitar citas médicas y estar informados desde una sola pantalla.



Diferentes, pero con mucho en común

Si bien entre los Nativos Digitales y los Adoptantes Tardíos existen diferencias demográficas y comportamentales muy marcadas, hay algo que tienen en común; ambas quieren vivir una experiencia novedosa y de valor para sus vidas, no quieren solo consumir, si no ser parte de algo.



Las empresas tienen la oportunidad de sus vidas

Es claro que las empresas deben adaptarse también si no quieren desaparecer por obsolescencia, la forma de comunicarse y venderle a su público objetivo debe transformarse por completo para responder a sus necesidades y exigencias de forma personalizada; ya no es efectivo ofrecer un producto desde sus características, sino desde la experiencia que puede brindar, no es invitar a que nos sigan, sino a que crean que lo que hacemos, es educar en lugar de persuadir; ya no es un cliente, es un amigo parte de la comunidad.


Las empresas que se mantienen relevantes en el mercado son aquellas que evolucionan con el cambio, fluyen a través de las oportunidades que identifican de los desafíos que emergen (sean sociales, culturales, ambientales o económicos) respondiendo ágilmente con innovación en sus procesos, adaptando su discurso e incluso su imagen a las nuevas tendencias, la mayoría de empresas grandes entienden esto y así es cómo nos mantienen tan enganchados a sus productos y servicios.


Para vender no hay que vender, hay que conversar; es un error centrar los esfuerzos de tu empresa en promocionar de forma explícita un producto, por el contrario es un acierto enfocarte en compartir el propósito por el que nació tu solución (¡que no sea ser millonario por favor!) y brindar alrededor de esto contenido educativo, informativo y de impacto para las personas, así creamos una comunidad que cree fielmente en nosotros y nos apoya, ya sea comprando o recomendándonos a más posibles compradores.


Los contenidos, la cereza y también el pastel


Todo el mundo está hablando de las series de moda, de las canciones en el Top 100 y de los memes en tendencia, esto aumenta a un ritmo tan acelerado que la creación de contenidos es cada vez más demandada, pues las personas esperan un contenido diverso, diferente y entretenido, pero que además comparta un sentido, genere empatía o haga un llamado a la aventura, y las empresas deben saber responder a eso.



El contenido es el corazón del Marketing digital, recuerda que el mercado es una conversación, y quienes hablen de los temas de mayor interés con contenido diverso y constante serán los dueños del mercado, destacando frente a la competencia y posicionándose desde el valor agregado.


¡Ahora a hacer Marketing Digital!


Sé que tocamos muchos temas nuevos, veamos un resumen de lo más importante para que empieces a ser relevante en el mercado.


1. Estamos en la era de la interconexión digital, la mayoría de las personas sin importar la edad se han adaptado a este medio


2. Los teléfonos móviles dominan las conexiones, hoy hay más celulares que personas en el mundo.


3. Vender por vender ya no funciona, las empresas deben ofrecer experiencias y agregar valor a sus clientes.


4. El Marketing Digital es un proceso indispensable para que las empresas se mantengan relevantes en el mercado.


El mundo ha cambiado, si no cambiamos con él viviremos una realidad de fantasía.

3 visualizaciones0 comentarios